Las mejores sillas Adirondack para su terraza, porche o patio

Las sillas Adirondack le permiten descansar y relajarse junto al lago o en su propio patio trasero. Eche un vistazo a esta selección de las mejores sillas Adirondack, desde madera hasta plástico, y todas las ventajas necesarias para la comodidad al aire libre.

Las mejores opciones de sillas Adirondack

Todo acerca de una silla Adirondack , desde la baja, hacia atrás reclinada hasta los brazos anchos, dice relajación. A pesar de su aspecto relajado, son bastante estables, lo que los hace ideales para usar en una playa de arena, junto a un lago o en el patio. Una vez que se ha deslizado en la reclinación natural de una silla Adirondack, es difícil no cerrar los ojos y dormitar.

Desde asientos de madera tradicionales hasta plástico duradero, los siguientes modelos destacan algunas de las mejores sillas Adirondack disponibles. Explore estas opciones principales para encontrar el próximo sillón (o varios) para su espacio al aire libre.

  1. MEJOR GENERAL: POLYWOOD Classic Plegable Adirondack
  2. RUNNER UP: Diseño exclusivo de Ashley Outdoor Adirondack Chair
  3. MEJOR BANG FOR THE BUCK: Best Choice Products Adirondack de madera plegable
  4. MEJOR TRADICIONAL: Adirondack plegable de madera de acacia rústica para exteriores Hobart
  5. MEJOR MODERNO: POLYWOOD Modern Adirondack Chair
  6. MEJOR CON SOPORTE PARA TAZAS: OT QOMOTOP Silla extragrande de madera de poliuretano Adirondack
Las mejores opciones de sillas Adirondack

Qué considerar al elegir las mejores sillas Adirondack

Las sillas Adirondack pueden representar una importante inversión en asientos para el patio trasero. Para asegurarse de que está obteniendo lo mejor de lo mejor, consulte la siguiente guía para ayudarlo a comprender las características y consideraciones que deben influir en su decisión.

Material

Tradicionalmente, las sillas Adirondack estaban hechas de madera, preferiblemente cedro, teca, secuoya o shorea (una madera dura tropical similar a la teca) porque estas maderas resisten naturalmente a los insectos, el sol y el daño del clima. Se han agregado maderas más exóticas como el eucalipto y la acacia a la lista de maderas resistentes a los insectos y a la intemperie que se utilizan para las sillas Adirondack. El roble y el pino también son comunes. El roble es fuerte y duradero, pero no resiste el daño del sol tan bien como otras maderas. El pino es una opción económica pero no aguanta bien el sol o el mal tiempo.

Toda la madera requiere un mantenimiento anual, incluido el repintado y / o un sellador de madera si desea preservar el color y la integridad de la madera. Si una silla de madera no se usará durante varios meses, es mejor cubrirla para protegerla de los elementos.

Varios plásticos, desde nuevos (vírgenes) hasta reciclados, son otras opciones de materiales. Los plásticos varían en calidad, pero algunas de las resinas de la más alta calidad cuestan casi tanto como la madera y pueden imitarlas en apariencia y tacto. Una silla de plástico Adirondack suele ser más fácil de mantener que la madera, ya que no requiere tinción ni sellado.

Estos materiales sintéticos suelen ser más ligeros que la madera, aunque algunas de las resinas más duraderas pueden pesar casi tanto como la madera. Las sillas de plástico Adirondack pueden tener una capa de protección UV o aditivos protectores en los pigmentos para aumentar su resistencia a la intemperie y al sol. Si se cuidan bien, las sillas de plástico pueden durar 10 años o más, y su vida útil puede aumentar si se cubren durante las condiciones climáticas más adversas para evitar la decoloración y el desgaste.

Funciones y accesorios

Varios fabricantes cambian el diseño clásico de Adirondack para agregar algunas ventajas inesperadas. Los portavasos incorporados, por ejemplo, son una simple adición que le permite relajarse verdaderamente con su té helado cerca. Las sillas plegables y las otomanas integradas o separadas son un par de otras opciones de diseño.

Las sillas Adirondack pueden ser cómodas para sentarse, pero son incómodas para mover y un dolor para guardar. Los modelos plegables le permiten llevar la silla a la playa o al parque o simplemente guardarla en el garaje sin sudar.

Los otomanos y los reposapiés integrados son otras dos características que han ganado popularidad. Si le gusta poner los pies en alto, vale la pena gastar en una otomana o una silla con reposapiés. Estas sillas ocuparán más espacio de almacenamiento y pueden ser más pesadas que el promedio. Sin embargo, a menudo valen la pena por la comodidad adicional que brindan.

Resistencia al clima

La resistencia a la intemperie generalmente se reduce al material, la calidad del material y los acabados adicionales. El cedro, la acacia, el eucalipto y las secuoyas ofrecen la mejor resistencia a la intemperie y también tienen propiedades que repelen naturalmente los insectos. Sin embargo, necesitan reposición al menos una vez al año. Además, tenga en cuenta que el cedro se desvanece a un gris natural con la exposición al sol. Si ese no es su estilo, deberá usar un sellador de madera para proteger el color natural.

Los plásticos han avanzado mucho en la última década. Los plásticos de alta calidad son resistentes a la intemperie y no atraen insectos. También son más ligeros de llevar. El plástico también ofrece una amplia gama de opciones de color que no puede encontrar con la madera. Las sillas fabricadas con plástico tratado con revestimientos resistentes a los rayos UV y a la intemperie pueden competir con la madera en durabilidad.

Peso y portabilidad

Una silla Adirondack de tamaño completo no es lo más fácil de transportar. Son largos y, a veces, pesados, por lo general pesan de 30 a 50 libras, dependiendo del material. Si desea llevar sus sillas Adirondack a la playa o al lago, busque modelos pequeños y plegables.

Las sillas portátiles Adirondack se pliegan sobre sí mismas para facilitar el almacenamiento y el transporte cuando está de viaje. Cuentan con material liviano, generalmente plástico. Algunas de estas sillas pesan menos de 20 libras, aunque tenga en cuenta que es posible que no sean tan estables en comparación con los modelos más pesados ​​y resistentes.

Color

Las sillas Adirondack están hechas en todos los colores del arcoíris. Una silla Adirondack de madera maciza a menudo presenta una mancha de aspecto natural. De lo contrario, están pintados en diferentes colores para agregar resistencia a la intemperie. El plástico puede imitar la madera para combinarse con el exterior o destacar entre la multitud. Rojo, rosa, azul, blanco, negro y cualquier otro color son posibilidades con las sillas de plástico Adirondack.

Nuestras mejores selecciones

Las sillas que llegaron a esta lista combinan materiales de alta calidad con un diseño cómodo. Algunos incluyen beneficios adicionales como otomanas y portavasos para aquellos que exigen un poco más de su silla favorita.

Mejor en general

La mejor opción de silla Adirondack: POLYWOOD AD5030GY Adirondack plegable clásico

Foto: amazon.com

Esta silla plegable Adirondack proporciona el aspecto y la sensación de la madera real, pero está hecha con plástico reciclado que no es susceptible a los insectos y tiene buen clima y resistencia al sol. Los inhibidores y estabilizadores UV incorporados en los pigmentos añaden una resistencia adicional a la decoloración.

Cuando está plegada, esta silla ofrece un fácil almacenamiento, movimiento por el jardín y funciona bien como una silla para acampar . Con 37 libras, no es exactamente liviano, pero ese peso le da a este mueble para exteriores una mayor estabilidad.

Subcampeón

La mejor opción de silla Adirondack: diseño exclusivo de Ashley Outdoor Adirondack Chair

Foto: amazon.com

El acabado de grano texturizado del polietileno de alta densidad y alta calidad de esta silla proporciona durabilidad para un uso intensivo y resistencia a la intemperie a largo plazo. El diseño texturizado no imita la madera, aunque el color marrón grisáceo podría verse como un tono de madera. La silla también viene en blanco, turquesa y rojo.

Esta silla puede estar hecha de plástico, pero no es particularmente liviana: cada silla pesa alrededor de 39 libras. Eso no los hace más portátiles, pero agrega estabilidad en un viento fuerte.

Best Bang for the Buck

La mejor opción de silla Adirondack: productos de la mejor elección Adirondack de madera plegable

Foto: amazon.com

La silla Best Choice Products está hecha de cicuta, una madera resistente a la putrefacción y las plagas. Un acabado natural proporciona un aspecto tradicional con la ventaja adicional de un diseño plegable. Con 18.75 libras, es relativamente liviano en comparación con otras sillas de madera, lo que le permite moverlo por su jardín o empacarlo con relativa facilidad para un día en la playa. Ese diseño plegable también crea una silla que es más fácil de guardar fuera de temporada.

La construcción robusta y fuerte le da a este modelo un límite de peso máximo de 350 libras. Un respaldo alto soporta a los usuarios altos y le permite sentarse con la postura adecuada y relajarse. Ahorras dinero con la madera de cicuta. Sin embargo, deberá aplicar regularmente un tratamiento de impermeabilización para evitar la pudrición. También es mejor guardar este modelo en un área cubierta fuera de temporada.

Mejor tradicional

Las mejores sillas Adirondack

La madera maciza de acacia aporta beneficios notables a su recreación al aire libre, incluido un acabado rústico pero cálido. La madera crea un marco pesado y duradero que puede soportar un uso intensivo, condiciones climáticas adversas y exposición al agua. El diseño de lamas de este modelo recuerda el aspecto y la sensación tradicionales del Adirondack y proporciona una ventilación excelente. El diseño puede ser tradicional, pero el listón del asiento delantero le da un toque de estilo.

Esta silla clásica de Adirondack presenta un acabado natural que encaja bien en la terraza de una cabaña o en el porche de madera. También viene en opciones pintadas u otros acabados para adaptarse al esquema de diseño de su espacio al aire libre. Por último, la acacia ofrece el aspecto y la durabilidad de la madera a un precio más bajo que las maderas comparables, como el cedro, la secoya y el eucalipto. Necesita aceitarse todos los años y debe almacenarse fuera del sol.

Mejor moderno

Las mejores sillas Adirondack

Para acentuar la decoración exterior moderna, considere el perfil elegante de este diseño de POLYWOOD. El estilo contemporáneo del respaldo se combina con el asiento contorneado clásico y los listones delanteros en cascada para mayor comodidad. Su estructura de resina y plástico resistente a la intemperie no se agrieta, astilla ni pela cuando se deja afuera, por lo que no tiene que preocuparse por llevar la silla al interior durante el mal tiempo.

Esta moderna silla Adirondack está fabricada con plástico reciclado, con tecnología Color-Stay que evita la decoloración provocada por los rayos UV. La silla pesa aproximadamente 34 libras, por lo que es lo suficientemente liviana como para arrastrarla por la terraza o el patio.

Mejor con portavasos

Las mejores sillas de patio: silla extragrande de madera de poliuretano Adirondack de OT QOMOTOP

Foto: amazon.com

OT QOMOTOP es otra silla de plástico difícil de distinguir de la madera. El plástico reduce el precio y reduce el mantenimiento anual. Pero es el portavasos y el tamaño de esta silla lo que la hace sobresaliente. El portavasos se desliza hacia adentro o hacia afuera y contiene todo, desde su bebida favorita hasta su teléfono inteligente.

Y no están bromeando cuando dicen que son demasiado grandes. Un asiento de 22 pulgadas de ancho ofrece 2 pulgadas de espacio adicional sobre el de una silla Adirondack de tamaño estándar. La capacidad máxima de peso de 350 libras agrega un total de 100 libras sobre algunos modelos. Al igual que otras sillas de plástico, hay poco mantenimiento, excepto cubrirlas fuera de temporada.

Preguntas frecuentes sobre las sillas Adirondack

Puede reconocer una silla Adirondack cuando la vea, pero eso no significa que no tenga preguntas. Respondimos algunas de las más comunes para ayudarlo a decidir si las sillas Adirondack están en su futuro.

P. ¿Cuál es la diferencia entre las sillas Adirondack y Muskoka?

Las sillas Adirondack recibieron su nombre por la popularidad que ganaron en las montañas Adirondack. En Canadá, este mismo diseño de silla se hizo popular en la región de Muskoka, que es el nombre con el que se les conoce comúnmente en ese país.

Las sillas Muskoka pueden parecerse a una silla Adirondack, pero a veces tienen un respaldo y un asiento más bajos. Los nombres se basan en gran parte en la región en la que se afianzó su popularidad.

P. ¿Pueden dejar las sillas Adirondack afuera?

Los materiales y el lugar donde vive determinan si la silla Adirondack puede permanecer afuera durante todo el año. Hay madera y plásticos que resisten las inclemencias del tiempo y el daño solar lo suficientemente bien como para almacenarlos al aire libre durante todo el año. Sin embargo, cualquier silla, sin importar de qué material esté hecha, durará más si está cubierta cuando no esté en uso.

P. ¿Qué color de silla Adirondack debo comprar?

Las sillas Adirondack pueden combinarse con el color de su hogar o destacar como un toque de color. Depende de cómo quieras usarlos. Si desea un aspecto natural, invierta en cedro, teca o acacia. Sin embargo, si está buscando agregar colores divertidos, el plástico ofrece la mayoría de las opciones, o puede pintar una silla de madera.

P. ¿Cuánto duran las sillas Adirondack?

Depende de qué tan bien se mantengan, si la silla está al aire libre durante todo el año y del material del que están hechas. En general, las sillas de cedro Adirondack que se tiñen adecuadamente cada año deberían durar unos 10 años. La secoya, la acacia y el eucalipto pueden tener una vida útil más larga a los 15 años o más, pero depende de qué tan bien se mantengan. Los pinos y otras maderas menos resistentes pueden durar solo cuatro o cinco años. La exposición al agua salada y los inviernos duros pueden reducir drásticamente la vida útil de una silla, independientemente de la calidad de los materiales.

Los plásticos de alta calidad compiten con las maderas duras en durabilidad y, a veces, en precio. Sin embargo, el plástico también requiere cierto cuidado, aunque no tanto como la madera. El plástico puede volverse quebradizo si se expone repetidamente a temperaturas cambiantes y clima intenso. Las sillas durarán más si se guardan o se cubren en invierno. Una silla de plástico de alta calidad que se cubre durante las inclemencias del tiempo tiene el potencial de durar de 10 a 20 años.

Si te sirvio este artículo deja tu estrella

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.